Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Se solicitará declaratoria de emergencia para 27 municipios afectados por el frente frío 43

- Saldo preliminar es de mil 646 viviendas afectadas por inundaciones, granizadas, deslaves y desbordamientos de ríos

- Autoridades municipales deben estar atentas ante fenómenos como trombas: Yolanda Gutiérrez

De la Corresponsal?a Xalapa, Ver. 29/03/2015

alcalorpolitico.com

La secretaria de Protección Civil de Veracruz, Yolanda Gutiérrez Carlín, informó que se solicitará la declaratoria de emergencia para 27 municipios que resultaron afectados por los efectos del frente frío número 43.

La funcionaria indicó que el saldo preliminar en las zonas afectadas es de mil 646 viviendas afectadas por inundaciones, granizadas, deslaves y desbordamientos de ríos, sin embargo, la cifra aumenta conforme se avanza en la contabilización de daños.

“Estamos todavía contabilizando, ayer llevábamos mil 46 viviendas afectadas y para hoy subió a mil 646 viviendas, se sigue trabajando en censar a la gente y contando las afectaciones en todas las zonas”, declaró.

Gutiérrez Carlín dijo que dependerá del Gobierno de la República determinar si se concede dicha declaratoria para atender a los damnificados con recursos extraordinarios que se consigan del Fondo Nacional para la atención de Desastres Naturales (FONDEN).

“Eso no quiere decir que pasen todas las declaratorias, ojalá quedarán los 27 solicitudes, pero eso dependerá de las autoridades federales, el lunes se instalará el comité y nos darán una respuesta”, declaró.

Sobre las declaraciones emitidas por el presidente municipal de Atzalan, quien aseveró que no hubo un aviso oportuno de la Secretaría de Protección Civil para tomar las medidas adecuadas ante la tromba que azotó la localidad y que dejó cuatro personas muertas, Yolanda Gutiérrez dijo que la Alerta Gris fue encendida con una semana de anterioridad al ingreso del frente frío 43.

En ese sentido, dijo que las autoridades municipales tienen la responsabilidad de mantenerse al tanto de las condiciones del estado del tiempo, sobre todo porque existe fenómenos meteorológicos como las trombas, que no pueden ser pronosticadas.