Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Semana Santa es pasión y muerte de Jesús, no disfrute de playas: Obispo de Veracruz

Luis Felipe Gallardo llamó a la feligresía católica a darle a la Semana Santa su verdadero origen

Raymundo Z??iga Ortiz Veracruz, Ver. 02/04/2015

alcalorpolitico.com

El obispo de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, llamó a la feligresía católica a darle a la Semana Santa su verdadero sentido, que es conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, de tal manera que no todo es playa y sol.

Sí, es cierto, existen familias quienes prefieren ir a divertirse en las playas, olvidando el origen y sentido de estos días cada año; es la muerte de Cristo, comentó al oficiar la Misa Crismal en este Jueves Santo, en la Catedral.

“Si realmente lo hacemos de manera especial los domingos, una vez al año lo hacemos solemnísimamente en estos días: viernes, pasión y muerte; sábado, Jesús que está sepultado y, domingo, la resurrección del Señor”.

“Es la celebración de este gran misterio de salvación que se realizó por la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo".

En la Misa Crismal se conmemora el sacerdocio sumo y eterno de Jesucristo, quien quiso dejarlo en manos de la Iglesia en la persona de los apóstoles, quienes a su vez quisieron ayudar como presbíteros.

“La Misa Crismal concelebra todo el presbiterio, los sacerdotes con el Obispo y hacen la renovación de sus promesas sacerdotales".

“En esta ocasión se bendicen los óleos santos que se utilizan en los sacramentos, como signo de la gracia, de la santidad, de la unción del espíritu santo”.

Dijo que en la fe católica se recibe el Crisma en el bautismo y en la confirmación durante la niñez; y también el sacerdote lo recibe en las manos cuando es ungido como presbítero en la ordenación sacerdotal.

Todo Obispo lo recibe en la cabeza cuando es ungido como obispo en la ordenación, y por ello el Crisma es signo de la unción del espíritu santo, que guía la Iglesia y la vida del cristiano, detalló el Obispo de Veracruz.

Cabe aclarar que a la misa acudieron los párrocos de todas las iglesias católicas de la Diócesis de Veracruz, que abarca 23 municipios y tiene como cabecera a la ciudad de Veracruz.

En plática con algunos representantes de los medios de comunicación, reconoció que ocasionalmente algunos clérigos pueden vacilar en su ministerio, pero el deber de la Iglesia no es juzgarlos, sino ayudarlos a fortalecer su fe y no desandar su camino doctrinario.

"Yo me imagino que cuando falla sí podemos que se sale del redil, pero ya son casos especiales. Ya ves que la fragilidad humana es lo que es".

“Han habido quienes sí a veces flaquean, pero ahí vamos tratando de llevarlos otra vez al buen camino”.

Resaltó que se dan casos de curas que dejan su vida en las iglesias, como uno de Tres Valles, quien rebasa los 90 años y sigue firme en el ejercicio sacerdotal; aunque deben retirarse a los 75 años.

Además hay un buen número de enfermos y otros ya muy ancianos, dijo.