Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Sigue conflicto en Internado “Aquiles Serdán” de Perote; acusan imposición de Directora

Tras reclamos por presuntos abusos, José Domingo Arreola quedó concentrado en Supervisión Escolar

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 09/07/2024

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Con el apoyo de los padres y madres de los estudiantes, trabajadores del Internado 22 “Aquiles Serdán” de Perote realizaron un paro de labores para demandar respeto a sus derechos laborales y protestar contra la imposición de una nueva directora en dicho plantel.

La toma del Internado ocurrió a la 1:00 de la madrugada, cuando los inconformes colgaron mantas y cartulinas demandando el cese del hostigamiento y el acoso en redes sociales. Esto sucedió luego de la salida del director del Internado 22, José Domingo Arreola, quien quedó concentrado en las oficinas de la Supervisión Escolar, y que a cargo de la institución quedaría una docente.

Sin embargo, los manifestantes exigen que se destituya al funcionario en cuestión, toda vez que ya ha tenido problemas en otros centros educativos, al tiempo que se oponen a la imposición de la nueva encargada.

Una de las quejosas adelantó que la toma se realizó después de la medianoche, luego de que se diera a conocer que José Domingo Arreola convocó a impedir la toma de las instalaciones este 9 de julio.

Cabe señalar que las madres y padres de este plantel denunciaron que a los menores se les brindaba comida echada a perder y con gusanos, además del probable desvío de recursos por parte de la autoridad.

“El año pasado se hizo un plantón, llegó la SEV y dijo que haría una investigación correspondiente y no se hizo nada”.

Es importante mencionar que son al menos 200 los estudiantes afectados que permanecen internados y provienen de los poblados Tenextepec, Francisco I. Madero o Rancho Nuevo, así como de la cabecera municipal.

Entre las pancartas colocadas por las madres y padres destacan las acusaciones contra José Domingo Arreola por acoso, misoginia y agresión contra las y los trabajadores.

Recordemos que el pasado 2 de julio, los inconformes denunciaron que a pesar de los cobros de 700 pesos por concepto de cuota, los infantes recibían a la hora de los alimentos “comida con gusanos”.