Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Su hijo la metió a la cárcel acusándola de despojo para quedarse con su casa

Hace un llamado a autoridades del Gobierno estatal para poner un alto a su vástago

Javier B. Garc?a Veracruz, Ver. 21/10/2014

alcalorpolitico.com

No tiene límite la deslealtad, falta de amor y compresión para su vieja, por parte del ingeniero Agustín Matías Morales, pues la metió a la cárcel acusándola de despojo, ya que quiere a como dé lugar su casa que por 25 años ha habitado y con esfuerzos la edificó.
 
Julia Morales Azamar trabaja diariamente para ganarse el sustento, pero nada de eso se compara con el desgaste emocional que le ha provocado su hijo Agustín Matías Morales, quien lo último que hizo fue enviarla a prisión.
 
Los últimos seis años su hijo, el arquitecto Agustín Matías Morales, y su nuera Erika Galindo Luna, le han llenado de piedritas el camino a doña Julia Morales Azamar, de 78 años de edad, quien hizo un llamado a autoridades del Gobierno estatal para poner un alto a su vástago.
 
Aseguró que su hijo Agustín Matías Morales la ha agredido, insultado e incluso hasta llegó a acusarla de ser una delincuente.
 
“A ese hijo le di estudios, lo alimenté y vestí hasta que terminó una carrera y, ahora en pago, me quiere quitar mi casa”, explicó Julia Morales entre sollozos.
Durante los seis años de martirio lo denunció en dos ocasiones por violencia familiar, porque intentó pegarle en una ocasión y otra vez le lanzó objetos de cristal y unos cajones de madera.
 
Valiéndose de argucias legales, Agustín Matías Morales denunció a su madre Julia Morales Azamar por delito de despojo, radicándose la causa penal 353/2014 del índice del Juzgado Quinto de Primera Instancia del puerto de Veracruz.
 
El pasado 17 de octubre, Julia Morales Azamar fue capturada con todo y andadera por agentes de la Policía Ministerial e ingresada al módulo del Penalito. Ella fue liberada al acogerse al beneficio de la libertad bajo caución, pero de allí salió disminuida físicamente y muy dolida por el acto imperdonable de su hijo.
 
Ella pide a las autoridades que hagan justicia y que su hijo la deje en paz, “estoy cansada de soportar sus humillaciones y abusos, solo deseo vivir tranquila aquí en mi casa”.
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples