Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Sucesión Veracruz y el canto de las sirenas

Es tiempo de dignificar la política, con ética, con trabajo y respeto al Gobernador

Enrique Rodrguez 10/08/2022

alcalorpolitico.com

La temprana efervescencia desatada por la sucesión gubernamental en Veracruz, ha servido de escenario para demostrar la materia y el crisol donde se han forjado algunos de los personajes que hoy despuntan en la escena local, merced al triunfo que hace casi cuatro años los llevó a ocupar el lugar que hoy detentan.

Y es que en muchos de los casos, las circunstancias que derivaron en el triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional en las esferas federal y local en el año 2018, permitió que personajes que venían construyendo una carrera en el ambiente político se vieran de pronto catapultados a posiciones y un contexto que hoy les hacen construir castillos en el aire.

Es cierto que las viejas formas de hacer política pudieran estar superadas, pero existen ciertos códigos que más que hablar de un conocimiento de esas formas (la forma es fondo dicen que dijo alguna vez Jesús Reyes Heroles) evidencian una ética personal y profesional que deja en una muy buena posición a quien la pone en liza.



Lo anterior es traído a cuenta en un momento en que, a casi dos años y medio de que concluya la administración de Cuitláhuac García Jiménez, quienes aspiran y suspiran por obtener la candidatura han incurrido en una absoluta falta de respeto para con el jefe de las instituciones en la entidad, al dejarse engañar con el canto de las sirenas que les repiten al oído que ellos reúnen todas las cualidades para buscar la posición que hoy detenta el ingeniero.

Contadísimas excepciones han mantenido la ecuanimidad y, sobre todo, guardando la consideración que se merece el Jefe del Ejecutivo, el ejemplo más claro lo fue Hugo Gutiérrez Maldonado, Secretario de Seguridad en Veracruz, a la pregunta que le hiciera la periodista Claudia Montero respecto de su futuro en la entidad -es uno de los habilitados para buscar la gubernatura por la modificación a la fracción III del artículo 11 de la Constitución local- respondió con un excelente timing y tacto, reconociendo y enalteciendo la figura del gobernador del estado: “(eso) Es una falta de respeto, tenemos un Gobernador muy bueno y le faltan más de dos años y hay que seguir apoyándolo”.

Con esa respuesta a bote pronto, Gutiérrez Maldonado ofreció una lección de alta política a esos émulos de Juan Vargas, el personaje de la película la Ley de Herodes, quienes en sus ensoñaciones se ven jurando lealtad a la Constitución ante el congreso, lealtad que no le guardan ni a su jefe.



Como dijo el más universal de los cubanos, José Martí, honrar honra, y eso lo sabe Gutiérrez Maldonado que no suda calenturas ajenas y, con su posición respecto al tema sucesorio en Veracruz, dignifica una profesión hoy tan demeritada como es la política.