Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Tiene malos recuerdos del trato que recibió en la Judicial, cuando estuvo Rivera H.

08/09/2011

alcalorpolitico.com

Respetable señor director de al calor político.

Soy asiduo lector de este medio informativo y al mismo tiempo tribuna libre ejemplar para poder expresar criterios y opiniones de asuntos cotidianos, felicidades por tan brillante trayectoria periodística.

Con sumo interés leí las inconformidades y acusaciones del Lic. Jorge Luis Rivera Huesca en contra de una empleada de la oficina de Hacienda que revisa documentos para el emplacamiento de su vehículo, que inclusive se las dirige al secretario de Finanzas del gobierno del estado alegando a los derechos humanos, etcétera, etcétera.

Me uno a la opinión del Lic. Arturo Castañeda Vázquez, para recordarle a Jorge Luis Rivera Huesca, solamente para recordarle que igualmente o tal vez peor trataba a las personas que lo trataron cuando estuvo en la Policía Judicial del estado, donde violentando derechos era prepotente, altanero y soez e incluso a cualquiera lo encerraba y privaba de la libertad bajo pretexto de "estar sujeto a investigación" y te amenazaba que si lo acusabas te iba a ir peor.

Así que por lo tanto, el ciudadano Jorge Luis Rivera Huesca efectivamente recibió una sopa de su propio chocolate.

Señor secretario de Finanzas por favor no gaste su tiempo en estos berrinches de niño malcriado, grosero y caprichoso que tiene negros antecedentes de conducta. Yo sufrí de malos tratos y la furia por parte de este señor y es terrible, él no respeta los derechos humanos de los demás, sin embargo el exige los suyos.

Qué ironía de la vida, "quien a hierro mata a hierro muere, ojo por ojo y diente por diente" ¿verdad?. Se lo dejamos de tarea a la opinión pública.

Gracias señor Director por publicar mis comentarios, que desde luego son veraces, pero que no trate este señor de hacerse pasar por un lobo con piel de oveja.

Por las razones antes expuestas le suplico no publicar mi nombre para evitar las represalias de este individuo.

(Nombre) respetuosamente a sus órdenes.