Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Urge CONANP a crear bloque de seguridad en el Pico de Orizaba por la tala clandestina

- El ecocidio es grave y es tema de seguridad nacional: José Antonio González
- Lamentablemente PROFEPA sólo tiene ocho inspectores para todo el estado
- Se requieren 200 ó 300 efectivos bien entrenados, para la vigilancia en la zona

?ngeles Gonz?lez Ceballos Coatepec, Ver. 27/10/2012

alcalorpolitico.com

Por la situación tan grave que se vive en el Parque Nacional Pico de Orizaba, es urgente que las fuerzas de seguridad locales, estatales y federales conformen un bloque de seguridad para impedir la tala clandestina que se registra actualmente y es que este también es un tema de seguridad nacional, definió el director regional de Planicie Costera y Golfo de México de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), José Antonio González Azuara.

Entrevistado durante el Festival de la Trucha en el Palacio Municipal de Coatepec, el Director de los parques nacionales y áreas protegidas desde Tamaulipas hasta Campeche, aseguró que la CONANP ha hecho la denuncia a todos los niveles de gobierno, pero la principal autoridad de vigilancia es la PROFEPA; aunque lamentablemente sólo tiene ocho inspectores para todo el estado.

Hay que recordar que el director de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana, Héctor Narave Flores, denunció que en el Parque Nacional Pico de Orizaba se lleva a cabo uno de los ecocidios más graves del estado, pues grupos organizados están bajando alrededor de cinco camiones de 10 toneladas al día.

“Para detener esto se requeriría la participación de cuando menos 200 ó 300 efectivos bien entrenados, porque andar en el Pico de Orizaba a 4 mil metros sobre el nivel del mar no es cosa fácil”, manifestó.

Aseguró que pese a las denuncias que se han hecho de la grave situación que se vive allá arriba se ha atendido, pero los esfuerzos han sido insuficientes, por ello, reiteró que la PROFEPA es quien debe buscar el apoyo de las fuerzas de seguridad y conformar un “bloque de seguridad”.

“Eso es lo que nosotros queremos, nosotros no estamos facultados, no somos autoridad en la materia, sí vigilamos, teníamos grupos de campesinos, de vigilantes comunitarios campesinos allá arriba, pero esos vigilantes están literalmente espantados, por la forma en la que se viene manejando la gente de la comunidad para incitarlos a que vayan al monte a talar”, comentó.

Explicó que a través de líderes locales se ha estimulado a la gente que regresó de Estados Unidos y no encontró trabajo para que suban a deforestar de manera increíble.

Mencionó que a pesar de que el Parque Nacional Pico de Orizaba es un área natural protegida la gente piensa que al crecer el árbol puede subir y cortarlo.

“Son más de 40 mil personas que viven en esa franja de frontera con el Parque Nacional y sabemos que la necesidad es muy grande, pero no puede ser posible que estemos atendiendo los problemas de la pobreza generando más pobreza”, expresó.

Sostuvo que hace falta “muchísima” vigilancia y en ese sentido, consideró que es “urgente” la necesidad de los cuerpos policiacos de los tres niveles de gobierno para poner orden en el Pico de Orizaba.

Afirmó que los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) están “imposibilitados” para subir porque la gente está armada y como no saben qué es lo que está pasando exactamente y contra quién deben enfrentarse, se repliegan.

Aclaró que la extensión del Parque Nacional Pico de Orizaba es de 11 mil 570 hectáreas, mientras que la del Pico de Orizaba son más de 200 mil hectáreas, de tal suerte que cuando se dice que se va a acabar el agua en algunos municipios por la deforestación no es tan preciso.

Admitió que hay una devastación de la cuenca en su conjunto, además de que existe un cambio de cultivos de café por caña ó mango por caña, rompiendo la deforestación de la parte alta en detrimento de toda la cuenca.

“Habría que alertar de la cuenca en su conjunto y en el tema del Parque hacemos un llamado a las fuerzas de seguridad para recibir los apoyos. Sabemos que los temas de seguridad son gravísimos, pero éste también es un tema de seguridad nacional, el tema del agua”, advirtió.

José Antonio González Azuara insistió en que sin respaldo de la seguridad de todos los cuerpos de seguridad no podrán contener el problema, “son una ola de gente que han sido manipulados”.

Dijo que la madera se logra comercializar a buenos precios; sin embargo, la gente de la comunidad logra ingresos pírricos, aunque de camión en camión se va haciendo un negocito de los caciques locales.

Pidió el apoyo de los medios de comunicación para que se corra la voz y se vaya atendiendo este problema de manera integral.
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado