Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Yunes Landa envía carta a Portilla para que vigile que la Policía de Córdoba no agreda a la sociedad

Expone que los esfuerzos esta corporación son utilizados erráticamente para la persecución, espionaje y coerción contra ciudadanos

09/02/2010

alcalorpolitico.com

C. Lic. Francisco Portilla Bonilla.
Subsecretario de Gobierno del Estado de Veracruz.
Estimado Subsecretario:

A través de los medios de comunicación me he enterado que desafortunadamente fuiste víctima de un robo a tu domicilio, el lugar más sagrado de la convivencia familiar.

Como ciudadano de Veracruz quiero expresarte mi solidaridad ante tal infamia, misma que han padecido por desgracia muchas familias de Córdoba que han sido afectadas en su patrimonio.

Es bueno aclarar que la zozobra en que viven muchas familias en Córdoba tiene una explicación que muchos ciudadanos me han señalado, y es que los esfuerzos de la policía municipal son utilizados erráticamente para la persecución, espionaje y coerción contra ciudadanos que no comulgan políticamente con los intereses de quienes por el momento los gobiernan.

En particular nuestra gente en Córdoba que milita en la organización Alianza Generacional, ha sido perseguida y presionada por las fuerzas de seguridad para que abandonen sus actividades políticas; acciones a todas luces desarrolladas en el ámbito de la ilegalidad, como también es ilegal el asalto a casas habitación.

Precisamente este último sábado, 67 policías municipales con armas largas, cascos antimotines y pasamontañas, a bordo de 17 motocicletas y 10 patrullas municipales, así como policías ministeriales que llegaron en una camioneta de la Procuraduría de Justicia del Estado, desalojaron a señoras y jóvenes del municipio del que fuiste un extraordinario Alcalde, de un local rentado y pagado en su totalidad por el solo hecho de que al evento que estaban preparando había sido yo invitado.

Al siguiente día, la misma cantidad de patrullas y policías municipales, se dedicaron a perseguirme desde mi arribo, hasta mi salida de la ciudad de Córdoba, tarea que los obligó a desproteger a la ciudadanía y sus propiedades, entre ellas la tuya.

Es lamentable, estimado Paco, que la delincuencia en Córdoba pueda allanar sin riesgos domicilios de ciudadanos respetables, mientras la policía irrumpe violentamente en recintos donde grupos de ciudadanos pretenden ejercer sus derechos de reunión, acciones dignas de un gobierno dictatorial, aunque, paradójicamente, en una dictadura la delincuencia no actúa con tal impunidad.

De seguir este tipo de acciones oprobiosas tendrán como resultado efectos sociales irreversibles para la moral pública, donde hasta un digno representante del gobierno Estatal ha sido afectado en sus bienes.

Espero mi querido Francisco que los tomadores de decisiones recuperen entereza y para bien de las familias se logre la tranquilidad deseada en Veracruz.
Te sugiero que emplees tu talento, inteligencia y buenos oficios, para convencer a los responsables de la seguridad de los cordobeses que den un mejor uso y destino al presupuesto dedicado a este importante aspecto del quehacer gubernamental.

Cuenta con mi solidaridad y apoyo para que esto suceda pronto.

Atentamente,
Xalapa, Ver., 09 de Febrero de 2010
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa