Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Polémica Guardia Nacional

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

08/07/2019

alcalorpolitico.com

*La degradación del poder
*Sentencia sobre adopción
*Terremotos californianos
 
Mientras en el estado de Tabasco (tierra del Presidente) reciben a la Guardia Nacional con mantas de repudio, así como actos de protesta, en la capital del país la Comisión Nacional de Derechos Humanos, exigió enérgicamente invalidar las tres leyes que primordialmente legalizan las operaciones de dicho aparato de corte militar, diseñado especialmente por el Gobierno del Presidente López Obrador, como instrumento central para frenar la ola delictiva que, desde años atrás y de manera creciente, ha originado un clima de angustia y permanente terror entre la sociedad de todos los ámbitos del territorio nacional.
 
En opinión y argumentación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, las leyes que rigen al nuevo cuerpo armado integrado por militares, refiere que el actuar de los integrantes que conforman la Guardia Nacional, debe de regirse y encontrarse “limitado y acotado” por los parámetros constitucionales en lo referente a Derechos Humanos, para que sus acciones y actuaciones no sean ajenas al marco de legalidad y estén dotadas de certeza jurídica.
 
La postura en dichos ámbitos de la Comisión de Derechos Humanos, hace pensar que expertos en materia constitucional, consideran que ante la premura con la que se definió la integración de dicho cuerpo armado, escenario originado por la urgencia para frenar el crecimiento delincuencial, se originaron en su conformación “lagunas legales” que abren la franca posibilidad para que ciertas detenciones efectuadas por la Guardia Nacional, se pudieran encuadrar por los defensores de los indiciados en espacios atentatorios a los Derechos Humanos, lo que es factible que desemboque en la anulación del proceso por violaciones a los ordenamientos legales vigentes en nuestro país.
 
El organismo defensor de los Derechos Humanos, manifestó que no impugnó en su totalidad las leyes en referencia, sujetando su impugnación sólo en los renglones donde, en el marco de la actuación de la Guardia Nacional, se registra la posibilidad clara de acciones que vulneran los derechos de los indiciados, lo que abre las puertas a fallas en nuestro marco jurídico, mismas que fácilmente podrían ser aprovechadas para anular en los tribunales las acciones de ése nuevo organismo paramilitar.
 
El factible yerro jurídico que de origen podría debilitar la efectividad de la Guardia Nacional, se encuentra en las dudas sobre las facultades que pudiera tener dicho cuerpo armado, para capturar y retener a los particulares, intervenir sus equipos de comunicación privadas, ubicar el lugar donde se encuentran en rangos de tiempo real, obligarlos a brindar información, acciones que se ejecutarían sin existir denuncias formales de por medio, lo que de acuerdo a especialistas, contraviene constitucionalmente los ámbitos protegidos por las leyes vigentes, relacionadas con los ámbitos de la intimidad y privacidad al que tiene derecho todo ciudadano en nuestro país… Ya se verá más pronto que tarde en que termina la historia.  
 
LO QUE SE LEE…
 
Testigo presencial de la historia de sus tiempos y con apego a sistemas de investigación y evaluación, aplicado con métodos rigurosos e incluso con su presencia en el lugar de los hechos, que le permitía su cercanía a la clase gobernante en años anteriores a Cristo, lo que según la historia “le otorgó la oportunidad de conocer a la perfección los asuntos políticos y militares de su época”, el célebre político de origen griego identificado históricamente como Polibio, que fuera miembro destacado de la Liga Aquea en tiempos del esplendor del Imperio Romano, nos legó hace más de dos mil año en sus sobresalientes y vastos escritos, reflexiones de elevadas dimensiones como la siguiente:
 
“Oclocracia, cuando la decisión no la toma el pueblo, sino la muchedumbre… Cuando el pueblo es manipulado y decide sin información… Es el peor de los sistemas políticos, el último estado de la degradación del poder, o sea, degeneración de la democracia”…“La oclocracia se nutre del rencor y la ignorancia.”
 
¿Acaso las referencias anotadas hace más de dos mil años, nos podrían resultar de singular actualidad en el marco de nuestro actual México?... Ahí la dejamos
 
LO QUE SE VE…
 
Que como si se tratara de un mensaje para el mundo, circula de manera intensa en redes de Internet, un texto sobre la sentencia que dictó un juez norteamericano con sede en Kentucky, en el cual se hace referencia a la negativa para que, parejas del mismo sexo adopten a menores, dictamen en el cual se estable:
 
No existe derecho a adoptar, existe el derecho a ser adoptado, porque el niño tiene el derecho superior de recuperar lo que ha perdido en lo natural: un padre y una madre… El niño no es un producto para satisfacer un anhelo emocional, ideológico o político; el niño es el fin supremo de la sociedad y del Estado”.
 
La referencia sobre tal sentencia, por su contenido y por razones obvias, deja en claro principios que, incuestionablemente, influirán sensiblemente en el marco de uno de los temas de mayor polémica en nuestros tiempos.
 
LO QUE SE OYE…
 
Los sismos que incluso han alcanzado el nivel de terremotos, en tanto que superan los parámetros en referencia, cuyos efectos de manera recurrente afectan la región de California en Estados Unidos, mismos que (con menor intensidad) se extienden hasta tierras mexicanas abarcando sobre todo la zona peninsular de Baja California, tal como el registrado en el transcurrir del fin de semana calificado como de 7.1 grados, a los que se suman en el transcurrir del viernes al domingo más de 1,500 movimientos, incentivan la preocupación que históricamente ha persistido, sobre la posibilidad de una catástrofe que registre como origen “La Falla de San Andrés”, misma que podría alcanzar rangos destructivo sin antecedentes en los tiempos actuales de la humanidad.
 
Incluso mucho es lo que se ha escrito y pronosticado, tendencias aprovechadas por la industria cinematográfica para referir “imaginarias escenas catastróficas” sobre las cuales, se insiste en que podrían ser calificadas como “advertencias ante el elevado riesgo que priva en dicha región”.
 
[email protected]

Columnas recientes