Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

CFE: Aberrante incremento

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

29/05/2020

alcalorpolitico.com

*Falló el aplanar la curva
*Debe decrecer contagio
*Avances en Código Civil
 
Persistente en sus intenciones, como para demostrar que su poderío es aun “mayormente efectivo” que cuando despachaba a las sombras de gobiernos priistas, desde su nuevo espacio como funcionario al frente de la Comisión Federal de Electricidad, el señor Manuel Bartlett Díaz, con una de las carreras políticas más amplias y asombrosas, luego de militar en el PRI y posteriormente, saltar como chapulín (no colorado sino multicolor) firmando su alianza con diversos núcleos partidistas (incluso extremadamente distintos los unos de los otros) el ahora perteneciente al sector partidista de “los chairos”, despachando como titular de la Comisión Federal de Electricidad, después de aplicar estrategias para que de la noche a la mañana, el consumo de energía eléctrica en algunos casos se duplicaran, en otros se triplicaran y, según denuncias hechas públicas, incluso se cuadriplicaran, escenario que ya constituye un foco de elevada indignación, con agudas voces de reclamo en amplias zonas del territorio nacional...
 
Pues bien, como para que los mexicanos tengan perfectamente claro que, en torno a la CFE el único “gallo que canta” y escucha con atingencia y entusiasmo, precisamente el “mero preciso” del territorio nacional, quien vive y despacha en ámbitos palaciegos de la capital del país, lo es el referido multipartidista Don Manuel Bartlett Díaz, de sangre poblana, bellísima entidad progresista, esforzada y que, como en todas las regiones mexicanas, también tiene sus cantares y dichos, como aquel “del perico y el poblano, no lo toques con la mano”, Don Manuel Bartlett Díaz (el último apellido no deja de originar suspicacias) fue precisamente quien le propuso a quien gobierna al país bajo esquemas “transformistas”, que paralelamente al impresionante y sorpresivo incremento a las tarifas de energía eléctrica, se deberá (y ya se procede) apretar a quienes han instalado en sus domicilios paneles solares, porque la energía solar también debe originar dividendos en beneficio de la administración pública.
 
Bajo tales rondas de incrementos que agudizan el costa de la vida, hoy más que nunca Don Manuel Bartlett podría estar demostrando dentro de las estructuras federales, “que es experto e incluso con el agregado de muy bueno”, para incrementar los ingresos que permitan fondear financieramente la Transformación del país, prácticas usureras que están originando severo disgusto entre la población, hechos y escenarios que en lugar de registrar acciones de corrección y retroceso, reciben entusiasmado aplauso en los espacios monetarios transformistas, panorama que ya inicia el reflejo de preocupantes niveles de desencanto, entre quienes pensaban que los tiempos de los “populistas chairos”, serían de mayor satisfacción que las etapas de los “engreídos fifís neoliberales”.
 
Ya se escuchan voces en diversos Estados de la república mostrando indignación, irritación e incluso imposibilidad económica para cubrir los “inhumanos y desalmados” incrementos al costo de la energía eléctrica, aprovechando el Gobierno de la República el sufrimiento y el aislamiento de la colectividad amenazada por la pandemia, para al mismo tiempo agregarle cifras a los recibos por el consumo de electricidad, incluso en algunos casos triplicando el costo que se registraba en el transcurrir del pasado año.
 
Tales abusivos agregados a la revaluación transformista por el consumo de electricidad, no cuadran en absolutamente ninguno de los esquemas de país que ha predicado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, escenario que primeramente originó entre la población desconcierto, posteriormente preocupación y, hoy ya se inician referencias de indignación y significativo rechazo,
 
A tales agravios se debe agregar que, precisamente en la Comisión Federal de Electricidad, se aprovechó el arribo de una de las pandemias más mortíferas y dolorosas que han afectado al pueblo de México, para que en esos espacios de “Su-sana Distancia” en los marcos de la Cuarta Transformación se aprovechara de manera malsana el aislamiento y encierro ciudadano, para aplicarle el acelerador a las máquinas impresoras de recibos de energía eléctrica, variando hacia escandalosa alza los cobros por la prestación del servicio eléctrico.
 
Y claro que ante la cobranza “sin igual”, derivados de los actuales abusos nunca antes registrados en la historia de la Comisión Federal de Electricidad, los aplausos podrían surgir al interior del Palacio Nacional, principesco castillo en dónde el recibo de luz lo sufragan los mismos mexicanos que hoy, en su gran mayoría o casi en su totalidad, encrespados elevan los puños hacia el cielo clamando piedad, porque le energía eléctrica ha logrado facturar cifras históricas, sin igual por su inmensidad, escenario que acrecienta “también en niveles históricos”, la rabia y la descalificación hacia los imaginativos financieros de la Cuarta Transformación, que encabeza el ex priista Manuel Bartlett.
 
Ya se escucha decir al interior del conglomerado social mexicano, que lo del cobro de la energía eléctrica, lo del incremento a los espantosos índices delincuenciales, lo del inimaginable incremento al costo de la vida y, lo de la angustiante reducción en fuentes de empleo que ya colocan a mayor número de mexicanos en el total desempleo, agregado al creciente número de víctimas contaminadas por el Covid-19, incuestionablemente nos han colocado en una clara transformación al interior de éste país, con escenarios preocupantes cuyas dimensiones nunca antes se habían registrado en el territorio mexicano.
 
Ahora bien, si persiste el cobro de energía eléctrica con los insostenibles agregados al consumidor con la abultada facturación, habremos consolidado una acción que dañará aún más la capacidad económica del pueblo mexicano, que son quienes cubren tales efectos por su papel de “consumidores finales”.
 
Lo que se lee
 
Si se anotan las medidas emergentes de ayuntamientos veracruzanos al igual que en la mayor parte de la República Mexicana, sobre el ordenamiento de acciones extremas ante la angustia del crecimiento pandémico, obligadamente se tendrá que coincidir que han fallado las referencias pronosticadas en el sentido que, con el transcurrir de los actuales días, las curvas ascendentes del número de contagios tenderían al “aplanamiento”, o sea, dejarían de ascender las cifras en las gráficas de las estadísticas, para mantenerse planas y posteriormente, registrar una curva pero descendente en referencia a la supuesta disminución de contagios, hasta normalizar la situación.
 
Los días señalados con esperanzadores cálculos que pronosticaban el decrecimiento de los niveles de contaminación viral, ya cercanos al cierre de la presente semana y finales de mayo, no son indicadores de mejorías y ello, como es natural, eleva la tensión social y los problemas económicos, ambos notoriamente significativos por los viables impactos negativos para el país.
 
Lo que se ve
 
Que incuestionablemente el número de contagiados con el Covid-19 en la región cordobesa, como en algunas otras zonas del país, en el transcurrir de los últimos días se ha disparado alanzando un número de pacientes que nadie de los expertos esperaba, hecho claro que refiere que indudablemente la población, o determinados sectores de la colectividad, no han respetado las normas de autoprotección dictadas por las autoridades, al tiempo de que dichas autoridades no han ejecutado medidas efectivas para precisamente hacerlas cumplir... Por lo mismo y como reflejo de lo ya citado, las autoridades municipales cordobesas han informado a la colectividad la aplicación de medidas más rigurosas, para se cumplan con las normas dictadas por las áreas de salud pública en los marcos del programa “Su-sana distancia”, al igual que en referente a las áreas claramente restringidas para peatones e incluso para automovilistas.
 
Mientras tanto, sigue el incremento en el número de contagios en tierras veracruzanas.
 
Lo que se oye
 
Que es calificado por especialistas como “apropiado” el que en las reformas aplicadas al Código Civil de Veracruz, se califique al trabajo efectuado al interior del hogar como una aportación económica, lo que obviamente impactará los ámbitos económicos en caso del reclamo de derechos por parte de la esposa, referencia que debe considerarse como uno de los avances jurídicos más sobresalientes en últimas fechas en tierras veracruzanas... De igual manera, el tema en los marcos de la reforma que habrá de atraer ciertas polémicas en los marcos del conglomerado veracruzano, será el de la legalización de las parejas del mismo sexo, hecho que incluso en países con mayores espacios sobre el apuntado escenario, sigue causando polémicos desencuentros y diversidad de tesis, que conforman a su vez apuntes y referencias con claras divergencias... Sobre la marcha incuestionablemente surgirán temas polémicos, como siempre se ha registrado en tales ámbitos... Tenga usted un agradable fin de semana, bajo resguardo ante los riesgos pandémico.

Columnas recientes