Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los caballos apocalípticos

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

09/09/2020

alcalorpolitico.com

*Surge polémica por vacuna
*Una acertada demolición
*La protesta de ganaderos
 
Interrogante que no registrará de inmediato una respuesta apegada a la realidad, sino que habrá de mantenerse en meras suposiciones, es la de si en cuanto se declaren superados determinados niveles del ámbito pandémico, los veracruzanos recobraran el casi (si no es que más) millón de empleos formales que desaparecieron, no sólo como resultado de los efectos pandémicos, en tanto que antes que nos agrediera el coronavirus, Veracruz ya registraba tendencias laborales hacia la baja, panorama de contracción económica que ya se reflejaba cuando al iniciar el presente año, la evaluación financiera colocaba a México con dos puntos debajo de cero, lo que los financieros califican como menos dos.
 
Mal financieramente resultó ser el primer año de la administración transformadora, pero el segundo, ya con los efectos pandémicos se transformó “de mal, en notoriamente aterrador”, lo que se registró prácticamente en un abrir y cerrar de ojos, dado que al tercer mes que el pueblo mexicano afrontaba la agresión pandémica, nuestra economía en lo general se desplomaba día tras día, con saldos aún imprecisos pero que nos acercan a un declive que ronda entre los menos 15 o menos 20 puntos, lo que resulta alarmantemente superior, a los “menos dos puntos” con los que iniciamos el presente año hace ocho meses.
 
Y en el mismo plano priva la incertidumbre, también como efecto directo del derrumbe en el renglón de empleos, tanto informales como formales... Y es que decenas de miles que se encuentran en los ámbitos de la parálisis laboral (de hecho millones de familias mexicanas) elevan las manos hacia El Creador rogando para que “la nueva normalidad”, no deje de manera definitiva a decenas de miles que hoy (muchos de ellos) por primera vez en su vida se encuentran sin ingresos y elevan oraciones para que, lo antes posible, se les permita retornar a la plaza laboral de la que disponían antes de la terrible pandemia.
 
Es la incertidumbre lo que en los últimos meses se ha sembrado en torno a millones de trabajadores mexicanos, al derrumbarse la economía como resultado del quebranto en los niveles de salud del pueblo mexicano...
 
Siempre se ha dicho que en el transitar de la vida, una cosa habrá invariablemente de llevarnos hacia otra, de tal manera que aún sin poder superar los efectos pandémicos del coronavirus, los mexicanos advierten que la economía mexicana ha sido contaminada de improductividad, lo que representa también un retroceso económico, que bien puede calificarse como el efecto directo de “una pandemia financiera”.
 
El apriete resulta tan severo, que por lo mismo inunda de preocupación a millones de mexicanos, porque al final del día aún sin salir de “guate mala”, ya transitamos por “guate peor”, ello lo tenemos o debemos tener muy claro todos los mexicanos, porque el reto actual no sólo es el de erradicar la depredación pandémica desde el punto de vista médico, sino de la misma forma desde la perspectiva financiera, ello ante una sociedad espiritualmente lastimada y con perspectivas negativas hacia el futuro inmediato.
 
Porque la pandemia del coronavirus, sumada a la del desplome económico, así como a la pandemia delincuencial, constituyen una especie de tres caballos apocalípticos de miradas fatalistas, que desgastan el optimismo y la esperanza sobre tierras mexicanas... “Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.
 
Lo que se lee
 
Corren versiones difundidas por medios de información tradicionalmente serios, que la vacuna contra el Coronavirus que se desarrolla en Oxford, misma sobre la cual refleja su interés el Gobierno Mexicano, aparentemente está registrando “una reacción adversa grave en uno de los inoculados”, en el marco de los procesos de prueba que se están efectuando...
 
Dicen texto difundidos en redes de internet, que uno de los voluntarios en el periodo de pruebas, registró supuestamente reacciones peligrosas para la salud, por lo que de inmediato se ha procedido a suspender momentáneamente dicho proceso experimental, hasta identificar el ¿por qué? del supuesto escenario, en relación a un tema que atrae la atención de todos los pueblos del mundo.
 
Ya se sabrá en que terminan los supuestos “efectos nocivos” (si es que los datos están fundamentados en la realidad) en los marcos del aparente proceso final para otorgarle crédito total, al desarrollo de una vacuna, en la cual el Gobierno Mexicano ha confiado y cifró las esperanzas, con la finalidad de dotar de inmunidad frente al Covid-19 a todos los mexicanos... La esperanza es que todo salga bien.
 
Lo que se ve
 
No faltan (y son muchos) los que muestran su irritación por la demolición del área del mercado cordobés que, hace meses, resultó dañada por un severo incendio, llamas que según opiniones de expertos registraron su origen en las viejas e improvisadas instalaciones eléctricas, que aunado al hacinamiento de islas y amontonamiento de mercancías, otorgaron curso a un probable corto circuito y el inmediato incendio en horas de la noche.
 
El inmueble en la parte dañada indudablemente tenía que ser demolido, es lo mejor, en ese sentido razón le asiste al Ayuntamiento de Córdoba, presidido por la alcaldesa Lety López Landeros... Por lo mismo los locatarios lo mejor que podrían referir es el sumarse al nuevo proyecto, con el cual y al final del día, el beneficio habrá de ser para toda la ciudad, pero primordialmente para los propios comerciantes que operan en dichas instalaciones... Bien por el Ayuntamiento cordobés.
 
Lo que se oye
 
Ganaderos veracruzanos se encuentran dispuestos para vender “vacas lecheras” que son destinadas al comercio de carne, ante el adeudo creciente que con los productores de leche sostiene la empresa LICONSA, situación ya insostenible para los productores de leche, quienes incluso solicitan la intervención del Presiente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que directamente gire las instrucciones pertinentes y, la empresa en referencia, cubra de inmediato los cuantiosos adeudos que mantiene inamovibles frente a los ganaderos veracruzanos.
 
Tiempo es que se atiende en la región de la Cuenca del Papaloapan, a los ganaderos que no han fallado con la entrega del lácteo a la compañía LICONSA, pero que, pretextando el tema de la pandemia, el proceso del pago del lácteo se ha dilatado por un prolongado espacio, lo que injustamente está quebrantando a los ganaderos cuenqueños, quienes hoy confían en que el Presidente de México, gire inmediatas instrucciones para cubrir lo pendiente.
 
Seguramente los veracruzanos, incluyendo al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, recibirán buenas noticias sobre el tema en referencia (de no ser así, a las consecuencias nos habremos de atener)... Ahí la dejamos.

Columnas recientes