Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Escuelas o Industrias

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

07/05/2021

alcalorpolitico.com

*La amenaza nuclear
*Metro: luto y furia
*Sexenio y desacredito
 
En un círculo de amigos cordobeses (tierra que en un tiempo fuera impulsora del desarrollo industrial) emergieron puntos de vista diversos en torno a una propuesta del “candidato del tripartidismo” (PAN-PRI-PRD) a la alcaldía cordobesa, Don Guillermo Rivas, quien en los marcos de su campaña electoral ha referido la propuesta para crear centros de estudio y forjar competentes profesionistas en el ramo industrial, lo que obviamente no podría ser una propuesta criticable, dado que mucho se requiere en tierras de Veracruz y del país, de mayor número de profesionistas competentes, que participen con eficacia en los espacios de la productividad.
 
Pero de la misma forma, no son pocos los cordobeses que reflexionan en el sentido que lo más urgente que requiere el municipio cordobés, como muchos otros de tierras del son y la bamba, es la creación de empresas productivas de diversos ramos (en especial de fábricas) que con su presencia permitan reducir los preocupantes niveles de desempleo, agregando a ello que la decreciente capacidad productiva de la zona, ha generado niveles de déficit más que preocupante “alarmante” tanto en Córdoba como en toda la región central veracruzana, agregando a ello otras áreas de la prolongada franja costera que conforman las tierras jarochas.
 
Así las cosas, bien se podría anotar como sugerencia al ingeniero Guillermo Rivas, el que integre como eje fundamental de su propuesta de campaña, no sólo la referencia de crear centros de capacitación tecnológica, sino proyectos para fortalecer y capacitar al interior del marco municipal, un equipo especializado para “atraer” inversiones a la región central veracruzana, que bien podría ser (como inicio) un parque industrial de elevadas especificaciones, el que incluso podría desarrollarse en un municipio anexo o cercano a Córdoba, si es que no se dispone en el marco municipal de los espacios requeridos para dichos fines.
 
En tales contextos, el ejemplo de Orizaba es claro, porque nadie duda que las empresas instaladas en municipios de los entornos como el caso de Ixtaczoquitlán, no sólo beneficia al pueblo “Ixtaczoquiteco” sino que los reflejos de la derrama laboral y de consumo, se esparcen también hacia la región orizabeña e incluso en algo a la de Fortín y Córdoba.
 
Sí... todo desarrollo escolar incluyendo al generador de profesionistas siempre será una buena aportación para cualquier región, pero lo emergente en tiempos actuales ante el crecimiento poblacional, a lo que se agrega el quebranto originado por la pandemia, lo constituye el estimular la creación de nuevas fuentes de trabajo, incluyendo las temporales porque mucho aportan... Es preciso que quienes aspiran a presidentes municipales registren con toda claridad, que no sólo serán electos para construir calles, banquetas, parques y escuelas, sino que tarea insustituible de un cuerpo edilicio, lo es el encontrar vías apropiada y efectivas para generar fuentes de empleo, tanto temporales como permanentes, renglón que siempre resultará fructífero si se estimula la generación de nuevas plantas productivas.
 
La industrialización ha sido el cimiento primordial de regiones que refieren mayores espacios de bienestar... Los ejemplos “cercanos” de Canadá y Estados Unidos nos refieren con claridad, que el elevar los niveles de productividad no sólo en ámbitos agrícolas, sino de la misma manera en lo referente a la creación de nuevas plantas industriales, otorga rutas de mayor desarrollo integral en beneficio de los diversos sectores de la población.
 
Se podría decir que en los espacios de enseñanza (incluyendo el renglón de capacitación profesional) las tierras veracruzanas se encuentran en niveles aceptables, pero lo que sí constituye una prioridad (para el caso de la región cordobesa) es la creación de plazas laborales, para que los cordobeses se queden en la región y no tengan obligadamente que emigrar en busca de apropiados ingresos.
 
Debemos tener muy claro que muchos (podríamos decir que innumerables) son los veracruzanos (y entre ellos cordobeses) que han emigrado no sólo hacia otras entidades del país, como lo son Puebla, Estado de México, Nuevo León, Coahuila, Jalisco, Baja California y muchas otras más, sino incluso que se encuentran trabajando en el extranjero (Estados Unidos y Canadá) escenarios que se derivan de la angustiante escasez de ofertas laborales en nuestras tierras (sobre todo sureñas) del territorio mexicano.
 
Lo más preocupante de nuestra realidad laboral, es que hoy más que en las últimas 5 décadas, es mayor el número de mexicanos que se encuentran sin trabajo a lo que se agrega un índice superior de “empleos mal remunerados” o sea, vuelven a despuntar en tierras mexicanas los “salarios del miedo o del hambre” como guste Usted llamarlos.
 
Y no tratemos de desvirtuar la escenografía abonando en que “los salarios del miedo” han existido de siempre, a los mismos niveles porcentuales que en la actualidad, porque ello no se encuentra cimentado en la realidad, en tanto que las actuales generaciones de ancianos, nunca antes en nuestro país habíamos contemplado un desplome de fuentes laborales y salariales como la que actualmente se registra “so pretexto de la pandemia” cuando de verdad, ya antes del arribo mortal del coronavirus a tierras “transformadoras”, se venían registrando cifras negativas en productividad financiera y, ello, se ha redimensionado como nunca antes en la historia de nuestro país.
 
Por todo ello y un poco más, el que el aspirante a la alcaldía cordobesa Guillermo Rivas Díaz (PRI-PAN-PRD) sostenga que pretende impulsar una institución de estudios tecnológicos para beneficio de las nuevas generaciones de cordobeses, no resultaría tan entusiastamente recibido, como lo podría ser el anuncio de nuevas plantas industriales en la región, que pudieran cimentar mayores perspectivas de desarrollo y bienestar para un núcleo de trabajadores y profesionistas cordobeses.
 
Lo objetivo y lo realista con apego hacia nuestros entornos, es lo que más podría originarle simpatías a un candidato no sólo para la alcaldía, sino para la gubernatura y la Presidencia de la República, sobre todo en tiempos como los actuales, en los que se transitan por escenarios de incertidumbre frente a un gobierno nacional, cuyos objetivos cada día toman mayor distancia de la realidad y, cuyos estilos y prácticas cotidianas, siembran entre el colectivo social mayor intranquilidad socio-económica, que confianza en un mejor porvenir.
 
Lo que se lee
 
Cierto... La Planta Nucleoeléctrica de Laguna Verde, tal como lo refieren tanto pobladores de esa región, como algunos especialistas en la materia, debido al desgaste por su ya prolongada operación, así como al registro de ciertas “fallas” que se han suscitado en su interior, podría ser considerada como un escenario semejante, sólo que de dimensiones superlativas, al del accidente registrado recientemente en la ciudad de México, en uno de los tramos del sistema de la red de transporte metropolitano identificado como “Metro”, en donde por el desgaste de su estructura, así como la ausencia de efectiva atención por parte del personal y mandos responsables de dichos espacios, se suscitó una tragedia que hoy todos lamentamos y que mantienen a los funcionarios involucrados en el tema, bajo el ojo del huracán.
 
En esos mismos marcos se viene comentando que la planta Nucleoeléctrica de Laguna Verde, ya lleva registrado “varios incidentes” que han originado preocupación por parte de los especialistas, escenarios que se han minimizado ante la opinión pública, mismos que ya se empiezan a calificar como repetitivos, lo que obviamente siembra aguda preocupación entre el colectivo social, primordialmente de los que habitan en los entornos de la cuestionada planta.
 
¿No será tiempo apropiado para que en Laguna Verde se tome al toro por los cuernos?... Ya se verá en que capítulo termina la historia de la nucleoeléctrica que opera en costas veracruzanas... calificado como el espacio generador de energía más riesgoso de Latinoamérica  
 
Lo que se ve
 
Cada día aparecen frente al colectivo social de la Ciudad de México, mayores referencias sostenidas con apego a los hechos inscritos por la historia, que son indicadores de factible irresponsabilidad por parte de funcionarios públicos de primer nivel, por el espantoso “accidente” registrado en una de las líneas del sistemas de transporte colectivo identificado como El Metro, mismo que ha generado luto e indignación entre un amplio sector de mexicanos, tanto residentes de la ciudad de México como de diversas regiones del territorio nacional.
 
Lo más contundente de las informaciones sobre el tema, es que especialistas en la materia habían advertido a las autoridades calificadas para ello, el significativo peligro que existía precisamente en el sitio donde se registró la tragedia.
 
La interrogante que prácticamente circula en todo el país, es si el actual Gobierno que se auto-acredita como de la transformación, aplicará con apego a la Ley los procedimientos judiciales que para el caso se requieren, o si simplemente buscará recursos legaloides para esquivar el peso de la responsabilidad y, salvaguardar para sí la autoprotección frente a la grave irresponsabilidad registrada, misma que enluta a numerosas familias mexicanas, al tiempo que a otras las mantiene enclaustradas en los hospitales.
 
Lo que se oye
 
Que nunca como en la actualidad se habían registrado puntos de vista sobre el desarrollo del país, tan distantes entre el colectivo social y las autoridades, tanto así que la ciudadanía muestra su perplejidad cuando escucha hablar sobre “los actuales éxitos gubernamentales” cuando los saldos en torno a víctimas de la pandemia son escalofriantes, a lo que se agrega una economía quebrantada como nunca antes en los escenarios de las actuales generaciones de mexicanos.
 
La insistencia de la mentira como táctica repetitiva para convertirla en los espacios de la colectividad, como aparente verdad, conforma una de las prácticas predilectas del periodo “neo-transformador”, lo que por lógica lo está induciendo hacia una de las mayormente y lamentables etapas en la historia de México, sin que pudiera existe “un borrador” que eliminara los tiempos de ineficacia, mismos que ya se han inscrito en la memoria histórica de los veracruzanos y los mexicanos... Disfrute Usted de un excelente fin de semana.

Columnas recientes