Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Impuestos ante pobreza

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

20/07/2021

alcalorpolitico.com

*Secuestros: Reto pendiente
*"Destapes" al por mayor
*Pemex... el depredador

El tema de un incremento a los impuestos que será aplicado a los renglones productivos, acción que proviene del criterio "que en México se pagan menor porcentaje en impuestos que en otros países" en principio se convierte en un renglón, que de inicio ya preocupa al sector empresarial de nuestro territorio, en tanto que son muchos los que han registrado mermas en su ingresos, tanto por la tendencia hacia la baja en la economía nacional, como por el efecto inmediato del decrecimiento en el poder adquisitivo de los consumidores.

Pero en el fondo del tema, lo que han evaluado los economistas al servicio de la Cuarta Transformación, es que en varios renglones empresariales, muchos son los productos que generan menor cantidad de impuestos que en algunos otros países, como lo es en el caso de nuestros vecinos del norte del continente, donde la carga fiscal es significativamente mayor que en el territorio mexicano.



Lo que en principio se podría sospechar o suponer ante los anuncios "pero de ya" sobre reformas fiscales en México, es que históricamente, tales reformas difícilmente han sido para beneficio de los sectores más necesitados del país, sino todo lo contrario, a quienes más golpean son precisamente a quienes menos tienen, porque en la actividad comercial siempre aparece el proceso de "re-etiquetado" en el que, invariablemente se agrega el costo de los incrementos a impuestos y algunas décimas más.

Lo real, lo cierto, lo inocultable es que el pago de impuestos brota del bolsillo del consumidor final, sean vehículos o se trate de frijoles, pero es el colectivo social quien cubre los impuestos de los grandes y los pequeños establecimientos empresariales, obviamente incluyendo al tendajón de la esquina.

Pero aun así, ese incremento también pone en riesgo tanto al comercio como al productor, en tanto que podría presentarse que dicho incremento, por obviedad, reduzca los niveles de venta dado que el consumidor final reduce su poder adquisitivo, lo que obviamente acaba afectando a todos los integrantes de la cadena, desde el que comercializa la materia prima hasta el que la recicla, así como la traslada y la vende entre los consumidores finales, que somos Ustedes y yo.



Nos comentaba un muy apreciado maestro que en "la víbora-víbora de la mar", siempre los que más pierden son los de hasta atrás, lo que es aplicable a la cadena de incrementos en impuestos que los gobiernos imponen, dado que todo, absolutamente todo en el renglón comercial, al final recae en el bolsillo del consumidor, sector integrado por todos los niveles de la colectividad, pero que de manera regular es el popular el mayormente numeroso y, de siempre se encuentra sin la posibilidad de recuperar parte de lo que gasta en impuestos.

Todo en impuestos lo paga "el pueblo bueno" porque los de estratos económicamente superiores, cualquier clase de incremento su contador frente al listado de precios al consumidor se encarga de atemperarlo, mientras que la mayoría de la población que conforma el núcleo de asalariados, no disponen de tales alternativas.

Así las cosas, con los nuevos impuestos que se contemplan desde los espacios gubernamentales, incuestionablemente tenderá a complicarse aún más, el siempre angustiante renglón económico para los sectores mayoritarios de nuestro país, ello representa una realidad insalvable.



Lo que se lee

Los especialistas refieren en sus evaluaciones que el secuestro, se encuentra calificado como uno de los delitos que mayormente influyen de manera negativa en la conducta del ser humano, tanto en la víctima como entre su familia y círculos sociales al que pertenece... Expertos en el tema han especificado con toda precisión, que los actos de secuestro registran "un severo impacto psíquico y moral" pero a más de ello, las amenazas, el terrible sometimiento registrado con niveles de crueldad, pueden dar curso al claro desequilibrio en el comportamiento de quienes han sido secuestrados, secuelas que obviamente se extienden hacia familiares y conocidos, por lo que el secuestrador también delinque en contra de quienes conforman el núcleo familiar y social de la víctima del secuestro.

Las evaluaciones en materia de inseguridad en tierras veracruzanas, apuntan que el secuestro es uno de los escenarios delictivos de mayor frecuencia en ámbitos de la entidad jarocha, lo que por sí sólo es indicador del severo problema que en materia de inseguridad afrontan los veracruzanos, panorama que es urgente sea revalorado por las autoridades estatales y federales (ya no se diga las municipales) en la búsqueda de estrategias y programas, que permitan erradicar la violencia y favorecer la tranquilidad social, de la mano de la productividad, alentando nuevas y mejores fuentes de trabajo, así como nuevos y mejores sistemas de seguridad y bienestar... ¿Hasta cuándo?



Lo que se ve

Cierto... No se recuerda en la historia moderna de México que antes de cerrarse la mitad de un sexenio presidencial, se registraran comentarios múltiples en referencia a la sucesión y, obviamente de los factibles candidatos así como alianzas partidistas, escenarios que se registran en tal forma que bien podría referirse que en nuestro país, se registra prisa por el relevo presidencial, tanto así que el propio Presidente de México ha sido de los impulsores sobre el tema, colocando reflectores hacia algunos de los integrantes de su gabinete como lo son Sheinbaum, Ebrard y Monreal, tres referencias casualmente con apellidos más fifís que tonalidades morenistas, mientras que en otros colores se manejan un listado muy superior... ¿Y por qué serán las prisas?

Lo que se oye



Clara es la irresponsabilidad de Petróleos Mexicanos (obviamente tolerada tanto por el Gobierno del Estado como por las autoridades federales) cuando desde hace 180 días se registró una fuga en los ductos de Pemex, dañando con el crudo un significativo espacio de tierras en el municipio de Hueyapan de Ocampo, irresponsabilidad de enormes dimensiones por parte de las autoridades estatales y federales, que de hecho nada han realizado para que la empresa petrolera remedie los daños, en una superficie que aproximadamente abarca 300 mil metros cuadrados, en tanto que los pobladores de la región apuntan que fueron 30 hectáreas las afectadas por el derrame de crudo... Está claro que Pemex sigue representando uno de los mayores depredadores del medio ambiente en lo general, ello con la clara tolerancia de autoridades municipales, estatales y federales, tres niveles impasibles ante la contaminación... Ahí la dejamos.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes