Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Malo no escucha... este es tiempo de provecho...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

14/02/2018

alcalorpolitico.com

1.- El senador Roberto Gil Zuarth, aún PANista, ha solicitado licencia para separarse de su sillón en la Cámara alta.
 
Pero no va a ningún lado. No sigue al Flautista de Morena que reparte huesos y cargos. Deja el senado para ocuparse de proyectos personales, se retira a la vida privada.
 
Gil Zuarth estableció claramente “que no se va del partido, le deseó suerte al blanquiazul, y dijo que “acaba una etapa para mí, y me voy a dedicar a trabajar en lo que sé, de abogado”.
 
Gil Zuarth aseveró que no participará en ninguna campaña, ni con Meade ni con AMLO. Aclaró que esta elección “no está definida para nadie, que gane el mejor, que gane el que le ofrezca a México el mejor destino”.
 
Dijo que “Acaba una etapa para mí en el PAN, ustedes conocieron las tensiones que tuve con la Dirigencia, para no estorbar hay que hacerse a un lado. El PAN se convirtió en un espacio capturado por un grupo de intereses”.
 
Roberto Gil Zuarth es egresado de la licenciatura en derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México, tiene una maestría en derecho constitucional por la Universidad Carlos III de Madrid y es candidato a doctor en derecho por la misma universidad.
 
Ha sido diputado federal; subsecretario en Gobernación; Secretario particular de un presidente de la República, etcétera.
 
Por ahora, una baja sensible en las filas azules, víctima de Atila Ayala…
 
2.- Sólo los flojos y desinformados afirman que los precandidatos deben estar encostalados en casa.
 
Mienten. Pueden hacer todo menos solicitar el voto o hacer propaganda electoral en su favor.
 
Pueden participar en Mesa de Diálogo; Dar entrevistas; tomarse el café con los amigos, y lo que quieran hacer, menos promoverse.
 
Que le saquen a las entrevistas y mesa de discusión, es otra cosa…
 
3.- Si hubiera sido MALO quien hubiese llamado prieto (s) al que brinca del PRI a Morena, la gracejada, torpeza o chiste malo, hubiese sido festejado en las redes como se hizo con el tal manuelovich, como dice el tatiasca de los Morenos:” yo jablo así…de que se espantan.
 
En rigor, prieto (a) significa, según el diccionario de la Lengua española:
 
1. adj. Que está muy apretado necesito otra talla porque este pantalón me va muy prieto. estrecho.
 
2. De color muy oscuro o negro.
 
3. Que es tacaño no seas tan prieto y págame la cena. codicioso
 
4. adj./ s. Méx. Que está muy moreno.
 
Pero lo dijo el presidente del CEN del PRI y ya hasta lo quieren colgar en las redes.
 
Son los extremos.
 
Lo que necesita Enrique Ochoa Reza es que lo bautice MALO con las aguas de la pureza y lo limpie de todos los males. Y que la “furia” de los exquisitos se aplaque un poco.
 
El país está erizado y es necesario que se apacigüen las turbulencias.
 
La jornada electoral en ciernes amerita que haya paz, armonía, tranquilidad.
 
4.- Las ratas en plena huida. Le corren al agua de mar en la que navega el barco que antes usufructuaron. Hoy se le tiran de tapete al nuevo jefe, a costa de lo que sea. Buscan la purificación de sus lodos. El diputado federal Otniel García Navarro, quien como integrante de la bancada del PRI votó las reformas que permitieron los gasolinazos y la Ley de Seguridad Interior, hoy se integró al grupo parlamentario de Morena, con el discurso de que tiene “un claro compromiso de continuar luchando por resultados y que Andrés Manuel López Obrador es el único que ofrece un cambio que puede sacudir al país”.
 
Con la defección de García Navarro al tricolor, Morena cuenta ya con 50 integrantes, y esta bancada se coloca a sólo dos lugares de la diputación del PRD. Es el segundo priista que en la actual legislatura se va a Morena, después del poblano Alejandro Armenta Mier.
 
5.- Alberto Aguirre, en el Economista ha resumido un fín de semana de rompe y rasga, señalando Las Certeza de Meade, y señala: “…Arropado por el priismo, con la anfitrionía de la “fuerza mexiquense”, José Antonio Meade está listo para convertirse en candidato a la Presidencia de la República y dar la batalla, en defensa del legado peñista.
 
El gobernador Alfredo del Mazo Maza convocó a sus homólogos. Allí estuvieron Juan Manuel Carreras, Aristóteles Sandoval, Alejandro Murat, Omar Fayad, Alejandro Moreno, José Ignacio Peralta... Y a sus antecesores en el cargo: Ignacio Pichardo (quien nunca se levantó de su asiento), Emilio Chuayffet y Arturo Montiel (no coreó las porras ni aplaudió a los oradores).
 
“Los priistas nos sentimos orgullosos del hombre que nos representa”, sentenció, “y aquí está el priismo mexiquense que nunca se ha quedado corto, que siempre está echado o adelante, que trabajará para llevar a Pepe Meade a la victoria”.
 
Pero en el cierre de la precampaña, ni están todos los que son... ¿Ni todos los que son estarán? Entre los ex gobernadores es notoria la ausencia, por motivos de salud, de Alfredo del Mazo González. Y de su sucesor, Alfredo Baranda García, nadie se acuerda.
 
Entre los ex dirigentes del PRI, destacan Beatriz Paredes y José Antonio González en la primera fila (el otro Pepe Toño, el de Pemex, está en otra tribuna sin que las bases mexiquenses lo reconozcan). De los excandidatos presidenciales, sólo Francisco Labastida.
 
Hay ausencias notorias. Rosario Robles está en una gira internacional. Luis Videgaray se recupera de un severo cuadro infeccioso (influenza). ¿Y Miguel Ángel Osorio Chong? ¿Y Roberto Madrazo? ¿Y Manlio Fabio Beltrones?
 
El PRI administra su músculo. En este bastión tricolor, donde las centrales obreras cuentan con una amplia base, apenas hay 5,000 personas bajo la carpa donde solo Del Mazo y Meade usarán el micrófono.
 
¿Y los (pre) candidatos del PRI a las nueve gubernaturas en disputa? ¿Y los que competirán por las alcaldías o las diputaciones que estarán en juego el próximo 1 de julio en esta entidad?
 
En Tlalnepantla, la grada desborda a la cúpula priista. Meade interrumpe varias veces sus arengas para dar paso a las porras y las matracas.
 
“En este camino que he recorrido, hemos compartido la misma indignación frente a la injusticia y la corrupción”, decía sin que le siguieran con atención, “compartimos la esperanza de un México mejor. Nos hemos visto a los ojos y sabemos que podemos y vamos a mejorar”. En las primeras filas, la cúpula priista —en obediencia a las recomendaciones de la oficina del precandidato— se despojaron de chalecos y chamarras. Las gradas, de rojo intenso.
 
Después de 60 días de precampaña y 243 eventos de precampaña, el priismo abrazó a Pepe Meade en la tierra de en medio. Nada de los verdes, salvó la presencia del senador Carlos Puente. ¿Y Nueva Alianza? Su dirigente nacional, Luis Castro Obregón, había alistado a la fuerza turquesa, pero el equipo de Meade nunca confirmó una fecha. El conflicto de legitimidad en el SNTE retrasó la presentación de este ejército electoral del magisterio.
 
Arranca la intercampaña, periodo en el que el PRI definirá sus candidatos al Congreso federal por la vía plurinominal. Meade va al frente de un proyecto político-electoral enfocado a la continuidad y la defensa del legado peñista.
 
En las próximas –afirma Alberto Aguirre-- semanas habrán de salir del gabinete aquéllos que buscarán un escaño o una curul. La lista nacional para el Senado estaría encabezada por una mujer (Claudia Ruiz Massieu) y, después, todo es incertidumbre. Osorio Chong todavía deshoja la margarita...y no se sorprenda si alcanza a sus cuates del PES; las ofertas no tienen fecha de caducidad.
 
Ayer en Tlalnepantla se dejaron ver José Calzada, Enrique de la Madrid, Ildefonso Guajardo, Rafael Pacchiano, José Narro y Gerardo Ruiz Esparza. Todos, con aspiraciones de figurar en las listas pluris, pero algunos de ellos quedarían en franja de riesgo.
 
Son tiempos de echar cuetes…ya vendrá la recolección de varillas…

Columnas recientes