Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Y hacia donde irá la educación, ahora?...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

20/09/2019

alcalorpolitico.com

1.- Con su aplanadora sin barreras, ayer por la tarde el pleno de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde en lo general el dictamen de Ley General de Educación y entró a la discusión en lo particular de las reservas presentadas por los distintos grupos.
 
La ley fue aprobada por 288 votos a favor de Morena, PT, PES y PVEM y en contra 129 de PRD, MC, PRI y PAN.
 
En plena euforia y sin rubor alguno, durante el escarceo y “discusión” del dictamen, el coordinador del PT, Reginaldo Sandoval, afirmó “que son los maestros quienes han garantizado que sobreviva la educación pública con su lucha de seis años, desde que se impuso la reforma de Enrique Peña Nieto”.
 
“Aquí decimos con toda claridad que para el PT [qué bueno que sea para ellos] el maestro es la voz de la patria”.
 
Por la “oposición” la priísta Ana Lilia Herrera [con la dificultad que implica hablar sin ser escuchada] defendió la reforma del sexenio pasado. “Pasamos de la evolución a la demolición del sistema educativo mexicano”.
 
Afirmó que el paquete de leyes a discusión hoy, no vela por la niñez y la juventud ni los medios para garantizar la educación que requiere este país.
 
“Están secuestrando la educación de los niños. Quieren crear clientelas, en lugar de oportunidades”, afirmó.
 
Una vez que se discuta en lo particular la citada ley, el pleno entrará a la discusión de la Ley General del Sistema para la Carrera de los Maestros y la ley en materia de Mejora Continua de la Educación y cerrar el capítulo de la “formalidad” que exige el protocolo para que sea ley publicable.
 
¿Y quién ganó con las leyes que se aprobaron ayer?
 
2.- Como se esperaba, el día de ayer fue de recordación por los sismos del 85 y el 17, y uno y muchos, muchísimos simulacros para que se crea “que estamos listos para enfrentar los sismos” de algún día.
 
Sin embargo, es loable el esfuerzo que se hizo pero allí quedará, para lo que diga y mande la naturaleza.

Columnas recientes