Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Allí viene Silva, por la segunda vuelta...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

24/09/2019

alcalorpolitico.com

1.- Alberto Silva Ramos [motejado como el Cisne] allá en Tuxpan, puerto al que llegó presumiendo de blasones políticos que le donó Fidel Herrera Beltrán y, además, publicitado por algunos de sus chalanes como tuxpeño de pura cepa... sepa de dónde vino, no tuvo contrincante alguno y focalizó de inmediato sus prioridades: deseaba ser presidente municipal y eso le fue concedido con la complicidad del voto de los tuxpeños a través “del partido de toda su vida”; el PRI.
 
Después vinieron otros deseos políticos: vocero del gobernador Javier Duarte de Ochoa; diputado federal, y de refilón: jefe del PRI local. Y todo por el mismo boleto: “político político”.
 
Andando el tiempo, le abrieron carpetas en la Fiscalía y se exilió a Chiapas, a la vera del "Wero" Velasco Coello, quien ahora es cercano al poder de Morena y reparte lo que tiene a quien se le acerca, bajo el patrocinio del PVEM en nombre de morena.
 
Pues bien, Alberto ha “regresado a Tuxpan” para intentar la vuelta al poder municipal, con varios pendientes, entre ellos: el boulevard que es entrada y salida de Tuxpan hacia Tampico. Pero esto es peccata minuta.
 
Bajo el nuevo patrocinio político de PVEM y Morena, renegando del PRI, Silva Ramos pretenderá como que todo fue un chascarrillo y su paso por el tricolor debe borrarlo de su historia política.
 
Ahora promueve reuniones bajo el apodo de “Nuestro proyecto se llama Tuxpan y en él son bienvenidos todos; aquí no habrá vetos para nadie, pero sí un Beto para todos”. Muy “ingenioso” Beto Silva.
 
Programa reuniones acostillado en lo que alguna vez fue estructura del PRI en el puerto y con eso va a “apantallar a sus nuevos patrocinadores” en busca del palacio municipal tuxpeño. Eso quiere, por ahora.
 
Ya se verá hasta donde lo dejan llegar...
 
2.- Por contadores públicos no paramos: Al menos hay una novena o décima [de aspirantes al Orfis] que bien pueden aportar sus conocimientos y experiencias para el ente fiscalizador del estado, excluyendo por supuesto a quien ya se considera “el amarrado” y virtual repetidor, poseedor del un “Ni Dios lo mande y Lorenzo Portilla repita en el ORFIS”.
 
Por nombres no se para y los diputados Juan Javier Gómez Cazarín, líder de la Jucopo local, y Erick Domínguez Vázquez, diputado por Papantla y presidente de la Comisión de Vigilancia, bien pueden ser minuciosos en lo que significa un Auditor General sin ataduras ni compromisos, ahora que este jueves 26 la suerte será echada.
 
Allí están, bien lo saben: Cecilia Coronel Brizzio, de larga actividad en el medio; Elena Gómez Bello,, sin mucho nombre pero de experiencia; Delia González Cobos, a quien sólo le han dicho que “le falta residencia en el estado”, sujeto a comprobación; René Mariani Ochoa [que ya lo fue y buscaría otra oportunidad, sin reelección de por medio; Iván López Fernández [ex Contralor general del poder ejecutivo]; Sergio Vázquez Jiménez, con todo lo que significa su currículum; Arturo Rivera Hernández, quien tiene buen palmarés; Javier Cruz Salas; Raúl Morales Flandes; José Eufracio Lira y otro buen número que esta semana estarán muy pendientes de lo que pase en el Congreso del Estado.
 
Se desea que los diputados acierten en su elección... no menos.
 
3.- La licenciada Verónica Hernández Giadáns, fiscal encargada del despacho de la FGE, bien sabe en donde está parada. De allí que las declaraciones a la prensa deben ser sustentadas con documentos, como el resultado del examen de control y confianza, del que dijo que le fue muy bien a pesar de que la prueba fue “muy dura”.
 
Por supuesto que este tipo de acciones se desarrollan en la Fiscalía General de la República, autoridad en la que recae este tipo de reconocimientos personales.
 
Es para que su solvencia declarativa se robustezca.
 
P.D.- El duende del teclado movió unos números y apareció ayer que el Presidente Díaz Ordaz, gobernó el país entre 1968/1974, siendo lo correcto: 1964/1970.

Columnas recientes