Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Para para paliar la injusticia, a revisión el sistema de procuración y administración de justicia en México

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

13/01/2020

alcalorpolitico.com

1.- No es un secreto para nadie. El sistema de justicia que prevalece en el país tiene a la delincuencia de plácemes: Hoy delinque y mañana están en la calle.
 
Lo acontecido en Cacahuatan [Chiapas] pinta la raya que tiene al país en el borde de la justicia por propia mano.
 
Justicia por propia mano que la tía-abuela de la niña inmolada rechazaba y pedía que la justicia de los hombres actuara. Ganó la turba y quemaron al presunto delincuente.
 
Antes de este acontecimiento, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), Ricardo Monreal, “…informó que esta semana los legisladores se reunirán con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y con el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, para iniciar la revisión del Sistema de Procuración y Administración de Justicia en México…”
 
A través de un mensaje en Twitter, Monreal indicó que el fiscal general de la República presentará junto con el Ejecutivo Federal “…un relevante paquete de iniciativas” de reformas a la Constitución Federal de la República; al Código Penal nacional, al Código de Procedimientos Penales, a la Ley de Cultura y Justicia Cívica, y a la Ley de Amparo, entre otras.
 
En nota de la Jornada, se lee: “…Que en octubre pasado los tres poderes de la Unión se reunieron en la vieja casona de Xicoténcatl, antigua sede del Senado, para iniciar los trabajos de una reforma de fondo en la procuración e impartición de justicia con el objetivo de que los ciudadanos vuelvan a confiar en las instituciones que la integran y acabar con la corrupción, nepotismo e impunidad…”
 
“…En esa oportunidad el Consejero Jurídico de la presidencia anunció que el Ejecutivo enviaría un paquete de reformas constitucionales para reducir la impunidad, la corrupción y mejorar la capacidad del Estado de impartir justicia y alcanzar la igualdad y la paz social. Dijo que el Ejecutivo enviaría seis iniciativas, entre ellas el código penal único que permitirá contar con una norma homologada con aplicación en todo el territorio nacional y que garantice un trato idéntico a las mismas conductas punibles, situación que no se presenta actualmente como consecuencia de la multiplicidad de códigos penales en las entidades federativas.
 
En ese entonces, a finales de octubre pasado, Scherer precisó “…que se dejará a la libre autodeterminación de las entidades federativas la tipificación de los hechos relacionados con el aborto, la interrupción del embarazo, y la eutanasia…” Hechos que a la luz de las regiones, son bombas de tiempo.
 
El consejero jurídico manifestó que se propondrían cambios constitucionales para que las autoridades federales conozcan los delitos en que incurren los servidores públicos de las instituciones policiales federales y de los municipios que infrinjan los principios establecidos en el párrafo 9 del artículo 21 de la Carta Magna.
 
Además dijo; “…se enviará una Ley general sobre Tipos Penales especiales para prevenir y sancionar los delitos de alto impacto como el secuestro, desaparición forzada y trata de personas; una ley para homologar los procedimientos de procuración de justicia; la creación de un registro nacional de carpetas de investigación y las bases de atracción de los casos entre el Ministerio Público de la Federación y de las entidades federativas y una reforma a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad…”
 
Es, sin duda, un catálogo de buenas intenciones, comenzando con que no se prejuicie y descalifique a nadie desde las esferas del poder. Esto sería un buen comienzo.
 
2.- ¿Ley Cisneros? ¿Y eso con qué se come? La mayor simpleza demanda que a la “iniciativa” para reformar la Constitución Local para hacer automática la unción de quien desempeñe el cargo de Secretario General de Gobierno en el Estado, asuma, por el hecho de quien se desempeñe como gobernador deje el cargo apenas al día siguiente de cumplir en él dos años, asuma la gubernatura del estado.
 
Esta presunta reforma despoja al propio Congreso del Estado de la facultad de designar a quien, teóricamente, podría asumir ese cargo.
 
Recuérdese bien que cuando don Fernando Gutiérrez Barrios dejó la gubernatura para irse de Secretario de Gobierno, en el sexenio del Presidente Salinas de Gortari, el licenciado Dante Alfonso Delgado Rannauro fue designado por la Legislatura del Estado, como gobernador sustituto; cargo que despachó por los restantes cuatro años.
 
¿Y por qué esta modificación? Está previsto ya en la Constitución la forma y manera de designar el relevo.
 
Protagonismo puro y nada más.

Columnas recientes