Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los delegados en el PRI,... de ayer.

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

22/03/2021

alcalorpolitico.com

1.- Jorge Meade Ocaranza, diputado federal y local por su natal Morelos, no ha tenido el brillo que otros delegados del CEN del PRI han tenido en Veracruz; quizá opacado también por el modesto comportamiento de la dirigencia estatal, absorbida por el ruido de la nacional.
 
Recuerdo a algunos de ellos en su paso por el edificio de la Ruiz Cortines: el doctor Juan Pérez Vela, de Guanajuato de gratos recuerdos por su trato generoso y atento; Reyes Rodolfo Flores Zaragoza; diputado federal y senador de la república, oriundo de la Barca en Jalisco que tuvo excelentes relaciones con todas y todos; Jesús Medellín Muñoz, que duró catorce años como Delegado y sembró muchos árboles en el estado y murió en el 2016 con las botas puestas al servicio de su partido.
 
Y otro más, el sinaloense Heriberto M. Galindo Quiñones, aún en actividad política y políticos de altos vuelos, con muchos amigos en el estado.
 
Pero Jorge, de extenso historial político, no ha podido expandir su experiencia por las limitaciones en que se encuentra en CDE, sin apoyo y al parecer, sin recursos, las limitaciones políticas en que se desenvuelven y la falta de control por la escasez de liderazgos regionales que trabajen para el partido no para sus intereses personales, y la dispersión de mandos locales.
 
Sin embargo, Jorge aún tiene tiempo y espacio para re andar el camino y hacerse de estrellas en su pedigrí político. El horno político aún no levanta los grados de calor para bien sazonar decisiones.
 
Todo es cuestión de que el morelense le ponga ganas y decisión. Por algo es el representante nacional de su partido en el estado, y a pesar de que sus siglas [las del PRI] no lo gobiernen.
 
Y marzo sigue su prisa. Ya es primavera y esta no será una Primavera de la Democracia a juzgar por los prolegómenos que se avizoran en el horizonte. Pero el asunto no sólo es de los priistas; hay otros partidos que están obligados a contribuir para que todo se desarrolle en orden y respeto. Es obligación de todos, pero hay que contribuir con lo que corresponda a cada quien.
 
Hay tiempo Meade; cuestión de aprovecharlo. Debes dejar la huella de tu trabajo en Veracruz.
 
2.- Y sí: El horno se comienza a calentar. Véase si no. Inmediatamente después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó nuevos criterios para el registro y adjudicación de diputados plurinominales para evitar una sobrerrepresentación, no faltaba más, pero sin sonrisas socarronas, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, calificó esta decisión como “una maniobra oscura y vergonzosa”, y acusó que se busca que Morena no obtenga la mayoría en la Cámara de Diputados, pero para que brinca si todo tiene remedio: Que impugne esta decisión y que deje que el Trife resuelva el diferendo de puntos de vista, con apego a la ley, y nada más.
 
Pero para calentar a la “flota”, a su flota, en sus redes sociales, el dirigente partidista acusó sin más pruebas que su palabra, que los consejeros del INE que aprobaron estos nuevos criterios, “son afines al PRI y al PAN, y desde su escritorio de juez de la horca, afirmó: “se les nota lo prianista”.
 
Y con mayor énfasis afirmó: “qué si estos consejeros quieren enfrentar a Morena, deberían de afiliarse al partido político de sus jefes”.
 
Finalmente llegó a la misma conclusión: “Vamos a impugnar esta maniobra, pero también les digo a estos consejeros que es válido que no coincidan con nuestro proyecto, con nuestros principios, con nuestros valores; pero si nos quieren enfrentar, afíliense al partido político de sus jefes y compitan por la vía democrática. No desde una posición en el INE que debería ser de absoluta transparencia e imparcialidad. Se les nota lo prianista”...
 
3.- Por cierto: En el PRI también le entraron al juego de las sillas: Hoy te toca sentarte a ti y mañana a mí. Más claro: Un día amanece un aspirante como “candidato” y al otro día lo mandan a una nueva encuesta o a una decisión colegiada. Por esa razón Meade Ocaranza debe por orden para que se les tome con seriedad. No otra cosa, don Jorge.

Columnas recientes