Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Ausencia de la filosofía en el Bachillerato

A salto de mata

Por: Gino Raúl De Gasperín Gasperín

15/02/2013

alcalorpolitico.com

Sin ideas no vamos a ninguna parte
 
Como ya es habitual que suceda en nuestro país, al cuarto para las doce del último mes de una administración federal, estatal o municipal, las autoridades salientes expiden acuerdos, decretos, minutas, memorándums, etc., por los que se autorizan concesiones (taxis, notarías, líneas de autobuses, escuelas, cantinas, casinos, etc.) para beneficio de propios, allegados e incondicionales, o para pagar favores de los más variados colores y estilos, o para dejar a la siguiente administración el trabajo o el compromiso que no quieren enfrentar.
 
Así, exactamente, sucedió con la publicación, el 20 de noviembre de 2012, del acuerdo  656 mediante el cual se establece para el bachillerato, en forma independiente, el área disciplinar de humanidades en el que se consideran las disciplinas de ética, lógica, estética y filosofía como básicas y obligatorias. Sin embargo, este acuerdo, que fue producto de una persistente campaña a favor de la filosofía, emprendida por una constelación de más de 400 filósofos y maestros de esa disciplina, capitaneados por el Observatorio Filosófico Mexicano (OFM), no fue cumplido por las autoridades educativas que lo firmaron y aún no por las actuales, que parecen desconocer lo acordado, suscrito y firmado por las anteriores.
 
Si nos vamos un poco atrás, desde el año 2011 el entonces secretario de educación ya había firmado un documento, el acuerdo 488, el cual enmendaba la supresión de las disciplinas filosóficas en el bachillerato, producto de una reforma “integral” de la educación media superior (bachillerato) que, al decir de los integrantes de la comunidad filosófica nacional, “es una expresión más ‘de la enfermedad’ que padece el sistema educativo mexicano”.
 
Mediante varios comunicados, los humanistas mexicanos habían hecho insistentemente fuertes cuestionamientos a las autoridades educativas, por esta mutilación hecha al currículo de bachillerato. “La Secretaría de Educación Pública ‘decretó la muerte de la filosofía’ en México”, señaló, por ejemplo, el Observatorio Filosófico Mexicano, cuyo presidente, Gabriel Vargas, denunció que el gobierno se contradice: “Dicen que son humanistas y eliminan las humanidades; dicen que son democráticos y hacen una reforma autoritaria; dicen que están en contra del narcotráfico y no hacen un esfuerzo por ofrecer a los estudiantes fuerzas morales a través de la educación.”  Asimismo, el director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM dijo que la reforma (RIEMS) es “un proyecto ‘estrecho’, con una visión de la enseñanza que, en lugar de crear conciencia moral, crítica e histórica, fortalece la capacitación de empleados y la formación de personas obedientes a los lineamientos del mercado”. (La Jornada, 28 febrero 2011).
 
Como respuesta a esas críticas y demandas, la SEP firmó el acuerdo 656, de noviembre del 2012, que tampoco se ha cumplido, y que los filósofos buscan se haga realidad. Para ello, el 6 de febrero de este año, le han solicitado al subsecretario de Educación Media Superior, de la SEP, que intervenga para su cabal cumplimiento: “queremos poner en su conocimiento que aún no se han modificado los planes y programas de estudio en los sistemas (tanto dependientes directamente de la SEP, los Estados o las Universidades) desde que en 2008 se hicieron drásticos cambios ante la decisión de eliminar tanto al área como a las disciplinas. Por tanto, le solicitamos, de la manera más atenta, se informe a las autoridades correspondientes de la necesidad de realizar estos cambios en el sentido señalado en el mencionado Acuerdo secretarial […]  A ello se agrega que los programas no fueron realizados por profesionales de la filosofía, hecho que nos parece muy grave”.
 
Por lo que respecta a nuestro Estado, no percibimos ningún movimiento en las esferas académicas, ni de la Dirección o Subsecretaría de Educación Media Superior, ni de la facultad de filosofía de la UV, a la que también vemos ausente de este movimiento nacional a favor de la filosofía. O mejor, a favor de los niños y jóvenes, a quienes se está privando de una formación indispensable. Como atinadamente lo declararon los filósofos españoles en el acto de presentación de la Red Española de Filosofía: “La Filosofía no es un adorno cultural que se permita el sistema educativo como un complemento de formación, es también un instrumento fundamental para la comprensión del lugar de los demás estudios en un plan de vida como persona y como ciudadano”.
 
Escribió José Saramago: “Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte'.
 
Efectivamente, sin ideas no vamos a ninguna parte…
 
*AME-OFM

Columnas recientes