Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Comparte la lectura

Comparte la lectura del libro

¡¡Ayúdennos a salir de aquí!! - María Simma habla con Nicky Eltz

19/08/2019

alcalorpolitico.com

Reseña del libro ¡¡AYÚDENNOS A SALIR DE AQUÍ!!, María Simma habla a Nicky Eltz, distribuido en México por Centro María Reina de la Paz Toluca.
 
“Dedicado con amor a todos aquellos que aún no han experimentado el amor de Dios.”
 
Este interesante libro trata de una mujer que se llamó María Simma, una de las pocas místicas autentica de nuestros días. María Simma es una mujer extraordinaria, nacida en Sonntag (Vorarlberg), Austria, el 5 de febrero de 1915. Es un alma mística, favorecida de grandes carismas, especialmente el de recibir mensajes de las almas del purgatorio, que se le aparecen y a quienes ha consagrado su vida desde joven. Su obispo está de acuerdo con su apostolado en favor de estas almas y lo mismo lo estaba su director espiritual, el P. Alfonso Matt, quien la dirigió en los primeros años de sus experiencias místicas. En 1968, escribió un libro titulado Meine Erlebnisse mit Armen Seelen (Mi relación con las pobres almas), traducido a varias lenguas y que tiene ya más de 20 ediciones. Otros más se han escrito, basados en entrevistas con ella. A ella se le ha revelado la maravillosa armonía que existe entre el amor y la justicia divina. Cada alma es purificada de acuerdo a la naturaleza de sus culpas. La duración es muy variada. El tiempo medio es de 40 años, pero hay quienes deben sufrir hasta el juicio final. Otros sólo sufren media hora, como si atravesaran el purgatorio en un vuelo. Lo que sí es cierto es que las almas sufren con una paciencia admirable y alaban la misericordia divina y suplican a María, madre de misericordia, agradeciéndole por haberse salvado. Fallecida en 2004.
 
Para muchos de nosotros la oración, si hay oración, consiste en pocas palabras apresuradas y ya. Cuando nosotros lo exploramos con fe, nos damos cuenta de que hay un inmenso mundo de eternidad que gira alrededor de nosotros.
 
A María Simma se le hizo consiente la necesidad desesperada de todas las animas que sufren y vagan y lamentan su estado de camino incumplido, de oportunidades pérdidas y de pecado cometido en la vida.
 
Este libro, se refiere a preguntas y respuestas que el autor Nicki Eltz, realiza a esta singular mujer. Una mujer pequeña, redondita, con una pañoleta de color vivo, amarrada bajo su mentón, detrás de sus lentes, la claridad cristalina y profunda de sus ojos azules, de unos ochenta años, en su juventud quiso entrar al convento y no le fue posible por su débil salud; sin embargo, dada su juventud e impaciencia le dijo a Dios: “Eh Dios, será toda culpa tuya si no hago tu voluntad. Sin embargo, no tenemos que exigir milagros de Él…”
 
Su madre rezaba mucho por las almas del purgatorio, les dedicaba muchas acciones hechas con amor y las llevaba siempre en su corazón.
 
Así en 1940, empezaron sus experiencias, entendiendo que era lo que Dios quería. Las primeras ánimas empezaron a manifestarse en 1940 hasta 1953, se presentaban dos o tres almas en el mes de noviembre. Y después de esa fecha 1954 el año Mariano, cada noche se le presentaba un ánima diferente.
 
Rezo mucho e hizo muchas cosas por las ánimas del purgatorio, también hizo voto a la Virgen para ser un alma que se ofrece de modo particular por ellas.
 
Explica como es el purgatorio, lo niveles que existen señala: En los niveles más bajos, Satanás puede todavía atacar a las ánimas, lo que yo no puedo hacer en los niveles más bajos. Es cierto que nosotros soportamos varias pruebas aquí en la tierra y que la prueba termina con la muerte. Sin embargo, las animas en la tercera parte del purgatorio, la más profunda, tienen que sufrir por los pecados que cometieron, antes de poder beneficiarse de nuestras oraciones, misas y buenas intenciones. Y el continuo ataque de Satanás es parte de esos sufrimientos.
 
Las oraciones pueden parar los ataques de Satanás hacia las ánimas en los niveles más bajos del purgatorio. Cuando se pide especialmente a San Miguel Arcángel y los Ángeles Menores.
 
He aquí algunas de sus experiencias:
 
El siguiente hecho ocurrió en Francia. Una mujer había hecho el voto de hacer una ofrenda para una misa al mes por las ánimas del Purgatorio. Era una mujer modesta que trabajaba como doméstica en familias de cierto rango. Después, perdió el puesto y permaneció sin trabajo por un periodo más largo del esperado. Había gastado casi todos sus ahorros para mantenerse, cuando un día al salir de misa, se acordó que tenía que dejar su ofrenda mensual. Pero ahora era un problema serio. Si daba ofrenda se encontraría en pocos días sin un quinto en la bolsa. Hubo un momento de reflexión, pero después encomendó su problema a Jesús, segura que no la abandonaría en esa situación. Acudió con el sacerdote, le dio el dinero para la misa a las ánimas del purgatorio. Salió de la iglesia para ir a su casa, pero a la salida se encontró con un joven de buen aspecto que le dijo haber escuchado que estaba buscando trabajo. Ella asintió, preguntándole como se habría enterado el joven. Éste, muy cortes, pero firmemente, le dijo fuera a cierta calle y que tocara en la tercera casa de la derecha. La mujer aún más perpleja, decidió seguir el consejo. Tocó el timbre. Salió a abrir una señora anciana muy gentil y cuando oyó que necesitaba trabajo y que tenía cierta experiencia como doméstica, la hizo pasar de inmediato. No tardaron mucho en poner de acuerdo, ambas felices de descubrir que necesitaban la una de la otra. Mientras la nueva domestica pasaba por la sala, vio encima de la chimenea una foto del joven que la había detenido en la entrada de la iglesia. Señora, exclamó, "¿Quién es este joven?",  "Oh", dijo la señora, “Ese es mi hijo Enrico, murió hace cuatro años.”
 
Las ánimas le manifestaron que ofrecer a propia vida por otro, ya sea tomando su lugar o perdiéndola en el tentativo de salvarla, es siempre una muerte santa.
 
Conoció a un joven que no era particularmente devoto. Pero era muy generoso de ánimo, siempre dispuesto a ayudar a los demás. Un día de invierno, en el que se pronosticaba una tormenta de nieve, él oyó un grito de auxilio. Salió inmediatamente, como siempre sin la más mínima preocupación, contra el parecer de su madre que esperaba que fuera alguien más. Apenas puso un pie afuera de la puerta fue arrojado por una avalancha de nieve espesa que lo asfixio. Su cuerpo fue hallado al día siguiente. Sus compañeros me dijeron que no habría querido morir como había muerto, con todo lo que tenía en la conciencia. Respondió María, pueden estar seguros que por el hecho de morir en el tentativo de salvar a alguien, es una muerte santa. Un par de días después, se me apareció diciéndome que necesitaba solamente tres misas para quedar libre del Purgatorio. Dado que no estaba muy convencido, le mencionó el ánima que, "Si desde el momento en que morí en el tentativo de salvar a otra persona, Dios me perdono todo lo demás". Luego agregó, "si hubiera vivido, no habría tenido la posibilidad de tener una muerte tan bonita."
 
Así, sucesivamente explica que sucede con las almas en el paraíso, los ángeles, la Santa misa, las iglesias, el ocultismo, la muerte, los funerales, el matrimonio, la familia y los hijos entre muchos temas tratados, qué sucede con personas que sus almas mueren, a donde se dirigen, según sus actos.
 
Se observa en ese libro, el profundo amor de María Simma por Dios, Nuestro Señor y su madre, la Santísima Virgen.
 
Algunas personas podrían considerar que el contenido de este libro no sea cierto; sin embargo, es una lectura muy gratificante, que en lo personal me hizo entender lo que sucedió con la muerte de mi hermano y rezo todos los días por su eterno descanso.
 
Convencida que lo importante es pedir por las ánimas del purgatorio, asistir a misa y pedir por su descanso eterno.
 
Los invito a leer este libro, que tiene más anécdotas que los impactaran y los hará reflexionar. Si les gustó favor de comentar a mi correo [email protected]
 
Saludos, Rosilla Espinosa

Leer lo que han compartido sobre otros libros

Mares de cocaína - Ana Lilia Pérez
De repente un toquido en la puerta - Etgar Keret
Poemas - José Ángel Buesa
Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica - Pepe Rodríguez
Un Hombre – José Maria Gironella
Medio sol amarillo - Chimamanda Ngozi Adichie
Crónica de una J(X)alapa denunciada - Varios autores
La Sombra del viento - Carlos Ruiz Zafón
Crimen y Castigo – Fiódor Dostoyevski
1421 El año en que China descubrió el nuevo mundo - Gavin Menzies
Crónica de una muerte anunciada - Gabriel García Márquez
La Odisea – Homero
Bodas de sangre
Lazarillo de Tormes - Anónimo
Diario de viaje a Italia por Suiza y por Alemania (1580-1581)
La Ilíada – Homero
La isla del Doctor Moreau - H. G. Wells
Cuentos de la selva - Horacio Quiroga
La Náusea – Jean-Paul Sartre
Como acabar de una vez por todas con la cultura - Woody Allen
Los Cazadores de Microbios – Dr. Paul de Kruif
Memorias del padre eterno - Pierre Henri Cami
México acribillado - Francisco Martín Moreno
Historias, cuentos y leyendas de Xalapa - Compilación de varios autores
Corazón – Edmundo d’Amicis
Alburemas – Magno Garcimarrero
Macario - Bruno Traven
El Psicoanalista – John Katzenbach
¿Cómo llego a fin de mes? - Andrés Panasiuk
Tlacaélel - Roberto Peredo
Con pan las penas son buenas - Eva Luz Leal Castro
La Caída – Albert Camus
La Quijotita y su Prima – José Joaquín Fernández de Lizardi
Revelaciones de Judas Tomás – Magno Garcimarrero
La Luz Asesinada - Hugues de Montalembert
El Principio del Placer - José Emilio Pacheco
Una breve historia de casi todo - Bill Bryson
Lolita – Vladimir Nabokov
Los Falarios - Pierre Henri Cami
Itinerario de una pasión (los amores de mi general) – Rosa Helia Villa de Mebius
Los tres mosqueteros - Alejandro Dumas.
Maximiliano Íntimo – José Luis Blasio
SEDA - Alessandro Baricco
La Conspiración del Juicio Final – Sidney Sheldon
Vecinos Distantes - Alan Riding
Juventud en Éxtasis – Carlos Cuauhtémoc Sánchez
Viaje al Centro de la Tierra – Julio Verne
El vendedor de silencio - Enrique Serna
Santa Anna El Dictador Resplandeciente - Rafael F. Muñoz.
1984 – George Orwell
A la mesa con Don Quijote Y Sancho-Pedro Plasencia
Espartaco Gladiador – Ben Kane
Anacleto Morones - Juan Rulfo.
Martín Fierro - José Hernández
Drácula-Bram Stoker
La Balada de Max y Amelie - David Safier
Andanzas por Alemania e Italia (1842-1843) - Mary W. Shelley
Doctor Jekyll y el señor Hyde - Robert Louis Stevenson
Racimos de café - Magno Garcimarrero
Corazón - Edmundo de Amicis
El arte de la resurrección - Hernán Rivera Letelier
Elogio de la educación -| Mario Vargas Llosa
Jesucristo nunca ha existido - Emilio Bossi
Frankenstein o el moderno Prometeo
El último encuentro - Sándor Marai
Un cuento de Navidad - Charles Dickens.
Permiso para quejarse - Jordi Montero
Proceso a los padres - Enrico Altavilla
Los 120 días de Sodoma – Marqués de Sade
Príncipe y mendigo, de Mark Twain
Días con animales, Desmond Morris
Enfermedades que cambiaron la historia-Pedro Gargantilla
El Retrato de Dorian Gray - Oscar Wilde
El Antiguo Testamento según Isaac Asimov
Cazadores de microbios, Paul de Kruif
Tiempos recios - Mario Vargas Llosa
Frankenstein – Mary Shelley
Colmillo Blanco o El Llamado de la Selva, Jack London
Pedro Paramo, Juan Rulfo
Los minutos negros, Martín Solares
Recordar a los difuntos - Arnoldo Kraus
Inés y la alegría - Almudena Grandes
"Paradigmas del nuevo sistema penal acusatorio. Los dilemas de su implementación"
Historia de un billete, Magno Garcimarrero
La guerra y la paz, León Tolstói
El reino de Dios. Replanteamiento Radical de la vida- José Alejandro Solalinde Guerra
Sonetos para la Geografía Romántica de Veracruz - Jorge Ramón Juárez
Crimen y castigo, Fiódor Dostoievski
Sobre la agresión: el pretendido mal, Konrad Lorenz
Ensayo sobre la historia de las epidemias en México. Diversos autores
Fahrenheit 451, Ray Bradbury
El hombre en busca de sentido, Viktor E. Frankl
“X” representa lo desconocido, Isaac Asimov
El Estigma, John Saul
El Extranjero, Albert Camus
La noche de Tlatelolco. Elena Poniatowska.
Huasipungo, Jorge Icaza Coronel
La Sombra del Caudillo, Martin Luis Guzmán
La locura de Jesús - Doctor Binet Sanglé
Exposición “Fantasías”
La rebelión en la granja, George Orwell
Morir es nada – Pepe Rodríguez
Balún Canán, Rosario Castellanos
El llamado de la tribu - Mario Vargas Llosa
Siddhartha, Hermann Hesse
Concierto de 75 Aniversario UV
Instantes de decisión - Gonzalo Martínez Corbalá
El amor y la psicología
Cándido - Voltaire
Veinte poemas de amor y una canción desesperada - Pablo Neruda
Rayuela - Julio Cortázar
El Diccionario de Coll -  José Luis Coll
Esclavos en el archivo notarial de Xalapa, Veracruz 1668-1699 – Fernando Winfield Capitaine
Carne de Cañón – Federico Vite
Los dragones del Edén, Carl Sagan
Fantasmas en el cerebro - V. S. Ramachandrán
La seducción de las palabras – Alex Grijelmo
La Mano Negra. Poder regional y Estado en México - Antonio Santoyo
La historia interminable, Michael Ende
Santa, Santa, Santita
¡¡Ayúdennos a salir de aquí!! - María Simma habla con Nicky Eltz
En qué fecha y por dónde entró Hernán Cortés a Xalapa
El futuro de la democracia de Bobbio
¿Quién se ha llevado mi Queso? - Spencer Johnson
Cartas a una joven desencantada con la democracia - José Woldenberg
Filosofía para desconfiados - David Pastor Vico
Confieso que he vivido, Pablo Neruda
El Sótano -  Lini M. de Vries
Arturo Pérez-Reverte - Todo Alatriste
Jorge Ibargüengoitia-Las Muertas
Paul Tabori - Historia de la estupidez humana
Sofía Macías- Pequeño cerdo capitalista
Jorge Ibargüengoitia - Dos Crímenes
La Peste de Albert Camus
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva
El café, Ibargüengoitia y el maestro Juan Toribio
La sombra del viento
El universo en un solo átomo
Te invitamos a compartir el libro que leíste
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Temporada de lluvias
  • Ipax
  • Ayuntamiento de Xalapa